Enfrentar la vida., Ex, Salud, TLP, Wanderlust <3 !

Balances

Llegó la hora de hacer el famoso balance de fin de año y solamente puedo decir una cosa: “no hay mal que por bien no venga”. Se que la frase suena trillada, pero allá vamos…

La primera mitad del año fue caótica. Con mi ex pasé de pensar que tenía todo muy organizado porque estábamos planeando tener una familia antes de emigrar a otro país y haciendo miles de planes a futuro, pero empezamos a tener miles de discusiones agotadoras y desgastantes.  Tuvimos un viaje a Brasil en el que evidentemente no sabía donde estaba parada, porque yo pensaba que habíamos vuelto fortalecidos del viaje, pero una semana después de volver, mi entonces novio me dejó.  Aprendí que no sirve hacer planes a futuro si los cimientos no están bien firmes, y que estamos solos en esta vida. No podemos depender de otra persona para planear el futuro, no es egoísmo, simplemente es un acto de supervivencia.

En mayo volví a la casa de mis papás, con una ruptura inminente, los sueños rotos y literalmente sintiendo que no tenía adonde caerme muerta.

De a poco, y a pesar de que mi ex no fue nada claro y la recuperación se veía de a ratos pausada por su aparición y actitudes contradictorias, me fui enfocando en mi. Yo sola, MIS cosas, MI futuro.

Un mes a la vez:

  • Retomé la tesis con la que estuve negada muchísimo tiempo porque era un tema que me había propuesto mi ex, y al separarme solamente quería quemar todo. Un día se me cayó la venda, y me destrabé. Volví a escribir y a presentar los capítulos que me quedaban.
  • Volví a bailar, después de años de no hacerlo… porque a él le molestaba el ambiente en el que me movía, y si  bien podría haber retomado antes, hubiera sido desgastante discutir con él o verle la cara larga cada vez que me fuera a una salsera.
  • Empecé a disfrutar el haber vuelto a mi ciudad. Tenía a mis amigos cerca, actividades gratuitas para hacer, y una sociedad muchísimo más abierta de mente que la gente del pueblo en el que vivía.
  • Quise sacar la Work and Holiday para irme a Nueva Zelanda, pero no me salió. En vez de sentirme derrotada como años anteriores, decidí buscar un plan B. Mis papás accedieron a invertir en una visa de estudio, que permite realizar un curso de inglés y trabajar en ese país. Me esforcé por buscar quien me asesorara y me tiré a la pileta con la postulación. Resultado: me voy a Nueva Zelanda por un año. Es mi sueño hecho realidad desde que tengo 12 años.
  • En el camino pasé muchos tragos amargos de parte de mi ex y de mis entonces amigos, pero no entiendo como, ni se muy bien cuando, me hice un poquito de piedra y entendí que no sirve retener a la gente que no se quiere quedar, y tampoco sirve darle vueltas a la cabeza pensando qué fue lo que hice mal para que se fueran. A la mierda, más vale sola que mal acompañada… de cualquier manera la gente que vale la pena sigue estando, y se que sin ellos y el amor incondicional que me brindaron, hubiera sido todo mucho más tedioso y lento.
  • Me animé a bailar en la presentación de fin de año ante 600 personas después de 7 años. Adrenalina pura, lo volvería a hacer mil veces más. Cuando miro para atrás y pienso en cómo bailaba antes, y la gente linda que había conocido, me quiero recagar a trompadas por haber renunciado a eso solamente para estar bien con mi ex, pero lo importante es que volví a hacer algo que me da felicidad.
  • Tuve miles de trabas con la tesis, mi directora me decía un día algo, y a la semana siguiente se contradecía. No me corregía lo que le entregaba… pero me puse firme, me quería ir del país estando recibida, sabía que había cumplido con sus requerimientos y tenía el derecho a culminar la carrera en el tiempo que había planeado. Y lo conseguí: el 17 de diciembre me recibí.

La verdad miro a mi yo de hace 6 meses y no puedo creer que tanto dolor me haya hecho tomar tantas decisiones importantes y buenas. Me pasé la mayor parte de mi vida agrediendome por no creerme capaz, ni suficiente, maltratandome hasta limites insospechados. Cuando me di cuenta de que estaba siendo mi mayor enemiga,  las cosas empezaron a cambiar. Hoy me pido perdón, y agradezco cada lágrima, cada caída, cada momento de angustia en el que las cosas no me salieron como quería, porque me ayudaron a crecer de una manera que nunca pensé que se iba a dar.

El destino, mi inconsciente, o vaya a saber qué, una vez más me mostró que el camino que estaba eligiendo no era el correcto, que me había descuidado, postergado y eliminado cosas que me apasionaban, solamente por esperar a una persona que me prometió algo y cuando las cosas se pusieron difíciles decidió abandonar el barco y dejarme a la deriva. Aprendí a estar sola, a disfrutar de mi propia compañía, y entendí que el amor de mi vida SOY YO.

Este 2019 fue intenso, duro y doloroso… pero termina de la forma mas increíble y nunca imaginada.  Solamente puedo dar gracias y lagrimear mientras escribo esto con una sonrisa estúpida en la cara.

Todo llega y todo se pone en su lugar si nunca te rendís. 

¡¡¡Feliz 2020!!!

 

TLP

¿Por qué?

Estoy harta de amargarme aleatoriamente por este tema, ya lo debería tener superado… me debería chupar un huevo, pero no me acostumbro.
No puedo mantener un grupo de amigos y me angustio. No sé si el problema es que no é socializar, no sé si la amistad está totalmente sobrevalorada, o qué mierda pasa, lo que si se es que estoy cansada de pasar épocas super activa, en las que hago mil cosas, tengo mil planes y acompaño a miles de “amigos” a todos lados, y después darme cuenta de que me usaron, porque cuando YO tengo ganas de hacer cosas o ir a algún lado, a nadie le interesa acompañarme.
Cuando aparece algo mejor para hacer, me mandan al fondo del cajón, y me enferma! Pero no me enojo (tanto) con ellos, me enojo conmigo misma, por no aprender… por no dejar de idealizarlos y creer que puedo confiar, porque me pase una y otra vez esto y no dejar de angustiarme. Por qué gasto tiempo en angustiarme,  si al fin y al cabo siempre sé como van a terminar las cosas??. Si, la culpa es mía por no aprender a estar sola, ni saber disfrutar de mi compañía aprendiendo a hacer otras cosas que no impliquen depender de los demás.  Es mi culpa pretender recibir algo de esas personas sabiendo como son.

Tengo miles de “amigos” que no merecen ese título, porque solo buscan un vínculo por conveniencia. Yo entiendo que la gente tenga otras ocupaciones, otras amistades y compromisos… yo también los tengo, pero no por eso paso meses y meses sin hablarle a nadie hasta que se me da la regalada gana. Ellos lo hacen. Puedo pasar semanas sin un puto mensaje hasta que me salen con invitaciones para ir a un bar porque hay alguien que les gusta, y mierdas similares…y yo en vez de enojarme o ignorarlos, voy como perro faldero! ESTÚPIDA.

 

Hay algo que tengo que cambiar, y no se qué. Pero se que si sigo así este patrón se va a repetir mil veces más a lo largo de mi vida. Ojalá pudiera no angustiarme por el comportamiento de la gente. Ojalá pudiera ser un poco más egoísta.

Enfrentar la vida., Ex, Salud, TLP

Putos bajones

Cada vez que me percato que vengo teniendo una buena racha y que me siento realmente bien, de alguna forma u otra, al poco tiempo de hacerlo empiezo a sentirme super bajoneada. No entiendo, no busco boicotearme, no cambio nada en mi rutina… entonces por qué me empiezo a sentir tan mal?

Es demasiado cansador y frustra mucho estar así, porque al final cuando me vuelvo a sentir bien me da miedo porque se que por cada buen momento que tenga, vendrán otros con bajones extremos. Quiero poder vivir el presente y disfrutarlo, pero no puedo.

Llevo un par de días ultra irritable y triste, no me soporto ni me soportan. Extraño a mi ex y me da muchísimo odio, porque mi parte craneal no puede concebir que extrañe a alguien que me eliminó de la faz de la tierra a base de desprecio. Supongo que ese es el motivo de mi irritabilidad. No quiero extrañarlo, no quiero sentir nada por él, pero no puedo. Suelo soñar mucho con él, prácticamente todas las noches. En mis sueños siempre estoy buscándolo, y él se comporta como un reverendo hijo de puta: Me maltrata, me engaña, se burla de mi… quien sabe, quizá mis sueños muestran lo que no pude ver en su momento. Fueron pocas las excepciones en las que soñé algo agradable, pero siempre me termino despertando antes de tiempo y no suelo acordarme de lo que pasó. La cuestión es que cada vez que sueño con él descanso super mal y ando por la vida agotada. Mi cabeza no para de día ni de noche y no sé como hacer para evitarlo.

Quisiera ser más fría, más desapegada a la gente, dar, sentir y esperar menos. Necesito aprender a estar más conmigo, a quererme más, tenerme más paciencia y ponerme como prioridad siempre. Estoy en eso, tropiezo bastante pero mi meta sigue siendo la misma.

 

TLP

Standby

Se me está complicando escribir por acá. Me siento trabada aunque tenga varias cosas en la cabeza…

Hice un Instagram en donde cada tanto subo alguna que otra cosa, creo que voy a estar más activa por ahí. Por si alguien todavía me lee y le interesa pasarse: Este es mi Instagram

Espero que podamos seguir contacto más seguido por ahí!

 

 

Carrera sin fin, Depresión, Enfrentar la vida., TLP

2018 = año de mierda

Necesitaría tener algo de suerte, algo de reconocimiento, un momento de alivio… No pido felicidad extrema, no pido un millón de dólares ni un mundo fabuloso. Solamente algo de paz, y de tener certeza de que piso en suelo medianamente firme.

Estoy cada vez peor, cada vez con menos ganas de seguir insistiendo. El título académico no llega, el trabajo no llega, la inseguridad en este país es cada vez mayor. No tengo rutina, ni siquiera la seguridad de que el día de mañana mi novio va a seguir a mi lado.

Lo único que gano son angustias, problemas de salud y años.

¿Que es lo que hago tan mal como para que nada me salga como quiero?